logo-general

Revista Chilena de Urología

logo-secundario

REVISTA CHILENA DE UROLOGÍA | Volumen Número 3 año 2020 |

MAS LEÍDOS

PO I) SESIÓN DE POSTER I

P10) EXPERIENCIA INICIAL CON APALUTAMIDA. INCIDENCIA Y SEVERIDAD DE REACCIONES ADVERSAS

Miranda, A¹; Bertelsen, P¹; Urzúa, C¹; Acuña, A¹; Rubio, G¹.

1 Clínica Dávila, Santiago, Chile.

Introducción: En los últimos años han surgido nuevas opciones para el tratamiento del cáncer de próstata avanzado. Ensayos clínicos fase 3 han demostrado mejoría en la sobrevida y retraso en la progresión cuando a la hormonoterapia tradicional se agregan estas terapias en forma precoz (intensificación del tratamiento). Un gran porcentaje de los pacientes que requerirán de tratamientos más intensos son personas asintomáticas en muy buenas condiciones. Por esta razón, la seguridad de las drogas cobra especial importancia en la elección del tratamiento. Presentamos las reacciones adversas (RA) registradas en nuestra serie clínica de cáncer de próstata avanzado tratado con Apalutamida.

Pacientes y Método: Se registraron en forma prospectiva datos demográficos, indicación de uso de Apalutamida, tiempo de tratamiento, RA presentadas, grado (CTCAE V5.0), duración, tratamiento, necesidad de suspensión de droga, reducción de dosis, abandono de tratamiento y necesidad de hospitalización de los pacientes que recibieron Apalutamida en Clínica Dávila entre enero y septiembre 2020.

Resultados: Un total de 10 pacientes utilizaron Apalutamida por un promedio de 14,8 semanas (6-33). De ellos la mayoría eran perfil Titan (6/10), un paciente recibió apalutamida por progresión a Abiraterona y rechazo de quimioterapia en el contexto de pandemia COVID. El resto eran perfil Spartan. Se registraron 5 RA (50% de los pacientes), dos rash grado 3 (20%), un dolor articular (10%) catalogado grado 2 y dos pacientes presentaron fatiga, uno grado 1 y uno grado 2 que requirió de reposo laboral por 2 semanas. Uno de los pacientes con rash requirió suspensión de Apalutamida por 28 días, reinició a dosis reducida y luego subió a dosis plena sin reaparición del rash. Ningún paciente requirió de hospitalizaciones ni descontinuar en forma permanente la Apalutamida. En nuestra serie no se presentaron caídas, fracturas, ni hipotiroidismo.

Conclusión: A pesar de ser una serie pequeña, el número, tipo y severidad de las RA registradas se encuentra dentro de los porcentajes reportados en Spartan y Titan. El seguimiento aún es corto y estos porcentajes podrían cambiar. No se registraron RA grado 4, abandonos ni muertes relacionadas con Apalutamida.